Asociación Latinoamericana de Medicina Social

Actualizado 12:13 AM, 9 Oct 2019
A+ A A-

Comunicado a redes y países

Apreciados compañeros/as/es

La coyuntura latinoamericana actual está enfrentando situaciones de vulneración a los derechos humanos fundamentales, de los que la salud es parte importante, destacándose el reciente intento de agresión de parte del Gobierno Norteamericano a Venezuela, que generó momentos de verdadera presión y mucha tensión a nivel gubernamental teniendo continuidad con actos de sabotaje de diversa índole. Debemos entender que la estrategia de dominación sobre ese hermano país no va a cesar porque forma parte de la escalada imperialista para la apropiación irracional de los recursos naturales de nuestro subcontinente, en el marco de la lucha geopolítica global. 

Todo indica que atravesamos una coyuntura de marcada lucha contrahegemónica en la que los afanes de desestabilización de los gobiernos progresistas se manifiestan con mayor intensidad en América Latina, bajo distintas formas de guerra mediática e intentos de devastación de estados, con la experiencia de destrucción y muerte acumulada en otros países del mundo. 

A esto se suman algunos gobiernos latinoamericanos, que han recuperado políticas neoliberales que generan el empobrecimiento de las mayorías nacionales y se alinean internacionalmente con USA, apoyando las intervenciones imperiales directas o solapadas. Hoy es Venezuela por la importancia de sus reservas de petróleo y otros recursos naturales y su importancia geopolítica; pero cualquier intervención en Venezuela sería el inicio para ejercer el mismo dominio invasor en otros países. 

Hoy vivimos momentos de alta intensidad de guerra mediática, de lucha política y social y de una fuerte embestida de grupos concentrados de poder económico, quienes en estrecha ligazón a los medios hegemónicos, jaquean las formas democráticas formales a la par que incrementan la violencia represiva. . En ese contexto algunos compañeros, como los de Brasil y Argentina, se enfrentan a una situación de directa embestida de las fuerzas más retrógradas. En otros se visibiliza contradicciones con las fuerzas de oposición que pugna por volver al poder, para convertirse en fuerzas neoliberales al servicio del país del Norte, como el caso de Bolivia en la que se ingreso en proceso eleccionario; o hubo recientemente elecciones como el caso de El Salvador y México intenta una vía alternativa a la gestada por el PAN/PRI, enfrentando problemas de larga acumulación.

ALAMES mantiene viva la lucha por el ejercicio pleno del derecho a la salud entendida en su sentido más amplio, se trata de abogar por el VIVIR BIEN O BUEN VIVIR; por la construcción de sociedades más justas y equitativas, donde las determinancia social sea superada a favor de las poblaciones más desposeídas.  

Durante décadas hemos mantenido una voz y una acción sostenidas que han dado frutos concretos. Hay principios y objetivos generales que aglutinan a ALAMES, pero también hay diferencias entre países y dentro de cada país, en relación a  posicionamientos políticos específicos. Una de sus fortalezas ha sido la capacidad de albergar diversidades dentro de un objetivo general común pero esta fortaleza puede ser a la vez un riesgo solamente sorteable si cuidamos celosamente las formas de funcionamiento y los acuerdos colectivos. 

Queremos recordar que en la XV ASAMBLEA, realizada en Bolivia se votó una Coordinación Colegiada sin una persona que ocupe el lugar de Coordinador o Coordinadora General. La Coordinación Colegiada está constituida por cinco miembros: Eduardo Espinoza (El Salvador), Beatriz Salgado (Chile), Maria Lùcia Frizzon (Brasil) Emira Imaña (Bolivia) y  Alicia Stolkiner (Argentina).  

Quedó claro que lo que la ASAMBLEA delegó fundamentalmente a la Coordinación, prioriza el sostenimiento de la filosofía de la medicina social, los principios y objetivos generales de ALAMES, respetando el contexto y las particularidades de las políticas propias de cada país. 

A su vez, recordamos también que en la ASAMBLEA se debatió el nivel de autonomía de las REDES, existiendo consenso en lo relativo a que pueden posicionarse o pronunciarse como redes de ALAMES, sin notificar a la Coordinación, o abrir un debate previo cuando el problema sea sobre la temática o eje de lucha específico de cada Red. Pero que cuando se trate de declaraciones políticas generales y, más aún si se refieren a  situaciones de países miembros de ALAMES, se espera que se debatan con la coordinación y con los grupos reconocidos por ALAMES del país en cuestión, que son, en ese sentido, interlocutores válidos para la discusión. 

La actual Coordinación Colegiada reconoce que la transición operativa con la coordinación anterior se vio obstaculizada al no poder contar con el apoyo del compañero Rafael Gonzales, quien tenía a su cargo la dirección y los aspectos operativos de la página Web y del sistema de comunicaciones a nivel internacional. Todos hemos lamentado su enfermedad y nos regocijamos por su recuperación. No obstante ello, necesitábamos formar un equipo de trabajo entre personas de diferentes países y no pudimos disponer del tiempo y la oportunidad para la planificación de tareas conjuntas, a lo que vino a sumarse la dinámica de fin de año. Todo esto generó cierta demora en la comunicación que dificultó de alguna manera una respuesta ágil y oportuna en la salida de pronunciamientos, relacionados con el acontecer álgido de la coyuntura en la que se están debatiendo algunos país que como el caso de Venezuela y Haití, requerían el posicionamiento de ALAMES. 

A pesar de todo esto, la declaración  de ALAMES sobre Venezuela salió en la página web y se difundió en todas las Redes.  Esta declaración fue motivo de un amplio debate, sobre posiciones que se manifestaron en distintos niveles y finalmente se emitió por consenso, consecuente con los principio ALAMEÑOS y las definiciones a las que arribamos en el XV CONGRESO DE ALAMES. 

Mas recientemente nos preocupó la circulación de una convocatoria, solicitando adhesiones en la plataforma “Change” con el logo de ALAMES, asumiendo una posición de apoyo a una propuesta internacional en relación a la situación de Venezuela, coincidente con  una propuesta interna propiciada por algunos actores políticos de ese país, pero que no reflejaba necesariamente a quienes se oponen a la agresión imperialista de USA y sus aliados internos. Comprendemos la gravedad de la situación política que vive Venezuela y que requiere del seguimiento y pronunciamientos oportunos por no decir urgentes de parte de ALAMES. Pero a la vez pensamos que debemos ser cuidadosos con respuestas no concertadas y básicamente que se deben sostener  los principios de soberanía y libre determinación de los pueblos. 

En función de ello solicitamos fraternalmente a las redes y lideres de opinión del entorno cercano a ALAMES, ser cuidadosos en el análisis y dar cumplimiento a las normas o formas de funcionamiento

En estos momentos, más que nunca, debemos mantener la unidad de ALAMES dando espacio en ella a las diversidad de culturas y especificidades del contexto nacional de cada país, velando por el interés común de lucha antiimperialista y la filosofía interna que marcan las diferencias temáticas internas de las Redes agrupadas en torno a ALAMES. 

No hemos podido aún recuperar las claves de la red de direcciones del correo electrónico institucional, por lo cual vamos a proponerles una nueva. La página web fue oportunamente pagada y está en funcionamiento con disponibilidad para los cursos de capacitación, con la limitación de que solo, se pueden subir 18 documentos anuales, en este caso hasta diciembre de este año (así funcionaba con un acuerdo preexistente). 

Nuestra Coordinación requiere del apoyo y la colaboración de todo el colectivo. Tratemos de lograrlo a fin de promover un funcionamiento horizontal, democrático y simultáneamente operativo. 

 
Coordinación General Colegiada ALAMES  2018-2020

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

 

Libro the precariat

saude39 106